editorial-sepia

Somos únicos e irrepetibles, por eso, el ritmo de aprendizaje de cada uno de nosotros, es único e irrepetible en todas y cada una de las áreas de nuestra vida.

Desde mi punto de vista, uno de los indicadores más representativos que, hacen destacar en términos de aprendizaje natural a un coach no directivo del resto, es la capacidad que tiene de esperar a que su cliente dé un primer paso respetando hacia dónde lo quiera dar, es decir, ya sea hacia el lugar correcto, o hacia el lugar incorrecto.
El coach no directivo simplemente observa sin intervenir: las reacciones, las correcciones naturales, y la capacidad de adaptabilidad al nuevo medio, después ver cómo su cliente sale de la zona cómoda; la zona del mal hábito, o del hábito erróneo para ese momento en concreto.
Esta forma de aprendizaje desde el interior, genera en el cliente más libertad de movimiento, y una necesidad prácticamente nula, de pedir ayuda continuamente, a la hora de necesitar recursos para solucionar una situación incómoda para él.
De esta manera, el cliente, hace correcciones naturales, que desarrolla desde sus adentros, para crear una nueva conducta más equilibrada con el nuevo entorno…
J. López
Coach no directivo especialista en procesos one to one

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment